Cómo usar las microfibras capilares

Las microfibras capilares son un producto muy sencillo de usar y sin mucho misterio. Además, después de unos cuantos usos se le coge el truco para conseguir un efecto más natural y para adaptar las fibras capilares a nuestro tipo de cabello.

No obstante, pese a ser un producto muy fácil de usar, existen diferentes formas de aplicarlo. Estas formas de aplicar, al igual que su duración y naturalidad, dependen de la calidad del producto, por lo que resulta importante elegir una buena marca de calidad. A continuación os compartimos el siguiente vídeo de la marca Toppik en el que se puede observar un ejemplo útil y eficaz:

 

Manualmente

Esta es una de las formas más utilizadas por los usuarios de fibras capilares. Este método consiste en utilizar el envase del producto a modo de salero para aplicar las fibras. Hay que tener cuidado de aplicar el producto solo en las zonas necesarias y así las fibras irán cubriendo las zonas donde hay escasez de cabello.

Consejos:
1. Agitar el envase antes de aplicar las fibras para evitar que estas se queden apelmazadas, sino su aplicación será más difícil.
2. No retirar completamente la pegatina de sellado, retirando solo la mitad se consigue mayor precisión y no se malgastan las fibras, ya que solo caerán en la zona deseada.

Con aplicador

Esta es la forma más eficaz y económica de aplicar las fibras capilares, ya que con el aplicador es más fácil dirigir las fibras a las zonas de poco cabello y a la vez se economiza el producto ya que no cae producto en las zonas innecesarias. Resulta muy cómodo para aplicar las fibras en las zonas menos visibles como la parte de atrás de la cabeza. Tan solo hay que presionar el botón/pulsador para que se empiecen a aplicar las fibras.

Consejos:
1. Agitar el envase antes de aplicar las fibras para evitar que estas se queden apelmazadas, sino su aplicación será más difícil.
2. Presionar de menor a mayor presión para tener un mayor control sobre la aplicación de las fibras.
3. Mantener el aplicador limpio tras cada uso para evitar que las fibras lo obstruyan.

 

Con brochas

Este método es una novedad en el mundo de las fibras capilares, su uso se ha empezado a extender en los últimos años. Consiste en coger una
brocha de pelo sintético, aplicar las fibras en la brocha de menos a más y finalmente utilizar la brocha para esparcir las fibras.

Consejos:
1. Agitar el envase antes de aplicar las fibras para evitar que estas se queden apelmazadas, sino su aplicación será más difícil.

Consejos para mejorar el resultado de las microfibras capilares

Utilizar un spray fijador para fijar mejor las fibras capilares e incrementar su duración.

En el caso de no encontrar una fibra con un tono similar al de nuestro cabello se recomienda mezclar dos fibras de tonos diferentes para conseguir el mismo tono de nuestro cabello ya así poder tener un resultado más natural.